"El Dakar series no es un proyecto nuevo, solo que la anulación del Dakar aceleró lo que queríamos poner en práctica en 2009 ó 2010. Hemos propuesto el Rally de Europa central con pruebas en Hungría y Rumanía a partir del 18 de abril, el cual fue propuesto de manera gratuita a todos los inscritos en el pasado Dakar", dijo.
La anulación del pasado Dakar por problemas de seguridad resultó un desastre económico inevitable para ASO, ya que nunca una prueba se había cancelado con tan poca antelación.
"Los beneficios se anularon hasta cero porque no se facturó nada y hubo costes. Solo en carburantes para coches y motos, en el alquiler de aviones y helicópteros y habitaciones de hotel que ya estaban contratadas perdimos entre el 70 y el 80 por ciento del dinero que invertimos y no recuperamos. Los seguros solo asumen una parte del riesgo. Las pérdidas se pueden cifrar entre 15 y 20 millones de euros", señaló.
La situación "excepcional" impidió, según Clerc, la consulta con los participantes.
"Se produjo una situación excepcional. Nunca nos habíamos visto obligados a suspender una prueba 24 horas antes del comienzo. Consultamos con algunos pero no pudimos consultar a todos", dijo.
Fuente: Europa Press
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s