No seamos nosotros lo que hagamos lo que hacen los demas. Creemos que la cultura urbana ha idealizado la naturaleza como algo intocable, inaccesible, como si fuera un sacrilegio su uso y disfrute. El sistema urbano siempre ha querido librarse de sus pecados medioambientales creando el famoso mito de la intocabilidad de los montes. Pero... luego a los abusos y delitos medioambientales de carácter urbanístico, edificaciones en territorios protegidos, etc. nadie les pone pegas o trabas.

Por otra parte, nosotros pensamos que lo que hay que hacer con el uso social, deportivo y de ocio de los montes es civilizarlo y regularlo. El uso irresponsable de los montes puede causar graves daños medioambientales, pero ello no implica que la única forma de protegerlo sea cerrar sus puertas a nadie. Por desgracia, esa ha sido la practica protocolaria de las administraciones para 'proteger': PROHIBIR, en vez de regular.

Por nuestra parte, os animamos a que sigáis practicando vuestras actividades siempre de forma responsable y sostenible, y que a nuestro paso todo se quede como estaba, e incluso a ser posible más limpio. Llevar a cabo y mantener estos valores e intenciones deben de ser nuestra prioridad, además debemos compartirlos con todos los amigos con los que disfrutamos de los montes, de este modo, estarán mejor conservados y poco a poco asentaremos una buena convivencia entre todos los colectivos.

Por ello, no olvidéis respetar a todo aquel con quien os encontréis, ya sea ciclista, escalador, cazador, ganadero, motero, agente de la autoridad, conductor, agricultor, senderista, jinete, fotógrafo, familias, un largo etcétera, y por supuesto, no olvidéis respetar a los animales, tanto domésticos como salvajes ya que ellos son los más importantes.

Recordad que para una buena convivencia y para la sostenibilidad del medio todos tenemos que poner de nuestra parte. EN EL MONTE CABEMOS TODOS.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s