Ha llegado la hora de estar unidos.

El próximo 8 de noviembre, moteros llegados de todos los lugares nos reuniremos en Madrid para seguir luchando por nuestros derechos. Y el colectivo de la moto de campo debe estar allí. Debemos estar allí.

La moto ha sido tradicionalmente ignorada y denostada por nuestros gobernantes. Nunca hemos importado. Ahora, se ha ido un paso más allá. Ahora han decidido destruirnos.

Nuestros gobernantes ya no pueden seguir alegando ignorancia sobre las agresiones que sufrimos cada día. Saben perfectamente que nos están matando cada día con sus guardarraíles asesinos, y les es indiferente. Saben que nos están matando con el lamentable estado de las carreteras y les es indiferente.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s